LA GRAN GUERRA



MARIO MONICELLI

BIOGRAFIA

Nace en 1915 en Viareggio, hijo del crítico teatral y periodista Tommaso, se licencia en historia y filosofía: desde 1932 ejerce de crítico cinematográfico y, en 1934, dirige, junto al amigo Alberto Mondadori , el cortometraje "Cuore rivelatore", y el mediometraje mudo "I ragazzi della via Paal", presentado y premiado en Venecia.

Con el seudónimo de Michele Badiek, en 1937 dirige su primer largometraje, "Pioggia d'estate"; entre 1939 y 1949 trabaja como ayudante de dirección y guionista y su nombre aparece en más de cuarenta películas, todas ellas de gran interés.

En 1949 vuelve a trabajar como director e inicia una feliz colaboración con Steno: en cuatro años, dirige ocho películas entre las cuales la famosa "Guardias y ladrones (Guardie e ladri)" (1951).

En 1953 dirige su primera película solo, pero continúa escribiendo guiones para muchos otros directores.

Su rica filmografía cuenta con grandes éxitos de público y de crítica y algunas de sus películas han pasado a formar parte de la historia del cine italiano: es suficiente recordar "Rufufú (I soliti ignoti)" (1958), que hizo famoso a Vittorio Gassman como actor cómico, "La Gran Guerra (La grande guerra)" (1959), León de oro en Venecia y candidata al Oscar, "I compagni" (1963), también candidata al Oscar, "La armada Brancaleone (L'armata Brancaleone)" (1966), original en el modo de tratar el argumento y ganadora de un sinfín de premios, "La ragazza con la pistola" (1968), tercera candidatura al Oscar, "Habitación para cuatro (Amici miei)" (1975), basada en una idea de Pietro Germi, "Un burgués pequeño, muy pequeño (Un borghese piccolo piccolo)" (1977), con un Sordi inolvidable, "Speriamo che sia femmina" (1986), muy amada por la crítica.

También ha sido director teatral, comediógrafo, director televisivo y, ocasionalmente, actor (en "L'allegro marciapiede dei delitti", 1979, y en "Sono fotogenico", 1980); en 1991 ha ganado el León de oro a la carrera.

FILMOGRAFÍA

Pioggia d'Estate (1936)

Al diablo la celebridad (Al diavolo la celebrità) (1949)

Totò busca piso (Totò cerca casa) (1949)

E' arrivato il cavaliere! (1950)

Vida de perro (Vita da cani) (1950)

Guardias y ladrones (Guardie e Ladri) (1951)

Dov'è la Libertà..? (1952)

Le infedeli (1952)

Totò a colori (1952)

Totò e le donne (1952)

Totò e Carolina (1953)

Proibito (1954)

Donatella (1955)

Un eroe dei nostri tempi (1955)

El médico e el curandero (Il medico e lo stregone) (1957)

Padres e hijos (Padri e figli) (1957)

Rufufú (I soliti ignoti) (1958)

La gran guerra (La grande guerra) (1959)

Llegan los bribones (Risate di gioia) (1960)

Boccaccio '70 (1961)

I compagni (1963)

Alta fedeltà (1964)

La armada Brancaleone (L’Armata Brancaleone) (1965)

Casanova ’70 (1965).

Las cuatro brujas (Le fate) (1966)

Capriccio all'italiana (1968).

La ragazza con la pistola (1968)

Brancaleone en las crusadas (Brancaleone alle Crociate) (1969)

Le coppie (1970)

Mortadela (La mortadella) (1971)

Queremos los coloneles (Vogliamo i colonnelli) (1973)

Apasionada (Romanzo popolare) (1974)

Habitación para cuatro (Amici miei) (1975).

Caro Michele (1976)

Buenas noches, señoras y señores (Signore e signori, Buonanotte) (1976).

Un burgues pequeño, pequeño (Un borghese piccolo piccolo) (1977)

¡Qué viva Italia! (I nuovi mostri) (1977)

Un viaje con Anita (Viaggio con Anita) (1978)

Camera d'albergo (1981)

El marqués del Grillo (Il marchese del Grillo) (1981)

Un quinteto a lo loco (Amici miei II) (1982)

Bertoldo, Bertoldino e Cacasenno (1984)

Le due vite di Mattia Pascal (1985).

Speriamo che sia femmina (1986)

Los alegres pícaros (I Picari) (1987)

Il male oscuro (1989)

La moglie ingenua e il marito malato (1989)

Parenti serpenti (1991)

Rossini ! Rossini ! (1991)

Cari fottutissimi amici (1994)

Facciamo paradiso (1994)

Panni sporchi (1998) (1)



LA GRANDE GUERRA

SINOPSIS

Corre 1916 y la Primera Guerra Mundial es una carnicería que se vive a diario en las trincheras. En un regimiento italiano se encuentran Oreste y Giovanni, dos cobardes entre quienes nace una fuerte amistad impulsada por el deseo de supervivencia. Ambos son enviados a la retaguardia, en donde esperan en medio del duro entrenamiento pasar al frente. Pero, imprevistamente, la inútil pareja está a punto de convertirse en ejemplo de heroísmo... (2)

FICHA TÉCNICA

• EQUIPO TÉCNICO Y ELENCO

Dirección: Mario Monicelli

Guión: Age & Scarpelli, Luciano Vincenzoni, Mario Monicelli

Fotografía: Giuseppe Rotunno

Escenografía: Mario Garbuglia

Vestuario: Danilo Donati

Música: Nino Rota

Montaje: Adriana Novelli

Producción: Dino De Laurentiis Cinematografica/ Gray Film

(Italia; 1959)

Duración: 135'

Distribución cinematográfica: De Laurentiis Distribuzione

• PERSONAJES Y ACTORES

Oreste Jacovacci: Alberto Sordi

Giovanni Busacca: Vittorio Gassman

Costantina: Silvana Mangano

Bordin: Folco Lulli

Capitano Castelli: Bernard Blier

COMENTARIOS

Es 1916, Primera Guerra Mundial. Oreste Jacovacci y Giovanni Busacca son dos jóvenes soldados que intentan sobrevivir en la guerra evitando el campo de batalla. Tras ser engañado por Oreste, que le había pedido dinero con la promesa de conseguirle la inutilidad, Giovanni es alistado. Sin embargo, el destino les hace volver a encontrarse y, a pesar del rencor de Giovanni, entre los dos nace una fuerte amistad. Ambos son enviados al pueblo de Tigliano, donde, a la espera de ser destinados al frente, se quedan en la retaguardia siendo obligados a un duro adiestramiento, durante el cual intentan pasar el tiempo encontrándose a menudo en situaciones que revelan su desastrosa ingenuidad. Al fin asignados a un puesto, Gianni y Oreste se unen a sus camaradas y pasan con ellos unos meses de calma durante los combates, celebrando incluso la Navidad y distrayéndose durante las patrullas sin que ocurra nada hasta el día del primer y terrible conflicto armado con el ejército austro-alemán: las fuerzas armadas italianas están luchando a lo largo de la línea del río Piave y se enfrentan al enemigo con gran esfuerzo sufriendo numerosas bajas. Encargados de llevar un mensaje, Gianni y Oreste se separan de su escuadrón y ya de vuelta se pierden y buscan alojamiento en un caserío en el que les encuentra un oficial austríaco que les captura al confundirles con unos espías. Amenazados de muerte, se les ofrece una oportunidad: su vida a cambio de la información sobre los planes estratégicos del ejército italiano. A pesar de que su conciencia oscila entre el miedo a morir y el rechazo al deshonor, la arrogancia del oficial les quita toda duda, reforzando la dignidad que llevan en su corazón. Ambos van a ser fusilados, llevando consigo los secretos de los que depende la victoria de los Italianos .(3)



Estupenda tragicomedia, soberbiamente dirigida e interpetada. Gusta mucho y se recuerda con cariño y un un poquito de dolor. Película con la que te ríes muchísimo, pero te hace pensar y finalmente te acongoja, aunque te sonrías. Premios: - Biennale di Venezia 1959: León de Oro Mejor Película. - David di Donatello 1960: premio David a la mejor producción. -Sindicato nacional italiano de periodistas de cine 1960: mejor actor (Alberto Sordi), mejor diseño de producción (escenografía) (Mario Garbuglia). (4)



La forma de afrontar la vida que tenemos los mediterráneos a veces no es muy entendida en países situados geográficamente más al norte, aunque luego de alguna manera siempre se está reivindicando dicha forma de afrontar nuestra existencia como la ideal, quien no ha oído hablar de las bondades de la famosa dieta mediterránea y sobre todo de ese maravilloso defecto que tenemos las personas de estas latitudes como s la bendita siesta, Mario Monicelli desde unos valores basados en su país Italia, bañado por el mare Nostrum, realiza una obra universal y que sirve como ejemplo ante el resto de los habitantes del mundo.

La historia de la película es simple, pero no por ello vacua y falta de profundidad, Europa está inmersa en la primera gran guerra y de alguna manera nos vamos a sumergir en ella a través de los dos personajes principales del film, Oreste (Alberto Sordi) y Giovanni (Vittorio Gassman) dos seres humanos como podemos ser cualquiera de nosotros, con sus defectos y con sus virtudes pero ante todo con una picaresca increíble, y con un sentido estoicamente práctico de la vida, ellos nos van a llevar a través de la guerra por los caminos de la insensatez, de la miseria, de la impersonalidad y de tantos y tantos defectos que le podríamos achacar a cualquier conflicto bélico, rezumando humor por los cuatro costados, como no podía ser de otra manera debido a su naturaleza.

Monicelli firma una obra maestra del cine bélico, precisamente con la pretensión justamente contraria, la de denunciar las atrocidades de la guerra, y ponerse del lado del antibelicismo, y al hacerlo a través de dos personas normales y corrientes como son los protagonistas nos obliga a tomar parte en la película a identificarnos y sentir como sienten ellos, sufriendo la impotencia que ellos sienten, mostrándonos la diferencia de clases y de pensamientos que al final vienen a resumirse todos en que haríamos nosotros si estuviéramos en esa misma situación.

¿Son dos cobardes? Quien no ama a la vida, quien de nosotros en muchas ocasiones hemos pensado si estuviéramos en dicha tesitura que haríamos, tenemos que culparlos por aferrarse a la vida como ellos lo hacen, por conseguir estar en primera línea de trincheras y no disparar ni un solo tiro, por pensar como dicen ellos que todos somos hermanos, tomen ustedes mismos la postura que quieran, pero a mi la de ellos no me parece tan descabellada, incluso con sus meteduras de pata y sus muestras de sentimiento de profunda nobleza.

Los diálogos del largometraje tienen una carga increíble, de ellos destaco cuando uno de los soldados en un momento de parón dice: “la guerra es un largo período de ocio, sin un momento de descanso”; aprovechan el instante que les toca vivir porque no saben si justo después habrá otro. Nos enseñan que los héroes están muertos y que quizás el gran héroe cotidiano sea el que consigue salvar la vida y llevar una existencia normal, junto a los suyos en cualquier sitio y disfrutando de las cosas pequeñas pero que colman de felicidad a las personas.

Maravillosa producción que recibió el León de Oro de la XX Mostra de Venecia (actualmente llamada la Biennale), una gran superproducción que nadie debería perderse, una sátira total a la guerra, con momentos esperpénticos pero no por menos real y humana.(5)




Es 1916, Primera Guerra Mundial. Oreste Jacovacci y Giovanni Busacca son dos jóvenes soldados que intentan sobrevivir en la guerra evitando el campo de batalla. Tras ser engañado por Oreste, que le había pedido dinero con la promesa de conseguirle la inutilidad, Giovanni es alistado. Sin embargo, el destino les hace volver a encontrarse y, a pesar del rencor de Giovanni, entre los dos nace una fuerte amistad. Ambos son enviados al pueblo de Tigliano, donde, a la espera de ser destinados al frente, se quedan en la retaguardia siendo obligados a un duro adiestramiento, durante el cual intentan pasar el tiempo encontrándose a menudo en situaciones que revelan su desastrosa ingenuidad. Al fin asignados a un puesto, Gianni y Oreste se unen a sus camaradas y pasan con ellos unos meses de calma durante los combates, celebrando incluso la Navidad y distrayéndose durante las patrullas sin que ocurra nada hasta el día del primer y terrible conflicto armado con el ejército austro-alemán: las fuerzas armadas italianas están luchando a lo largo de la línea del río Piave y se enfrentan al enemigo con gran esfuerzo sufriendo numerosas bajas. Encargados de llevar un mensaje, Gianni y Oreste se separan de su escuadrón y ya de vuelta se pierden y buscan alojamiento en un caserío en el que les encuentra un oficial austríaco que les captura al confundirles con unos espías. Amenazados de muerte, se les ofrece una oportunidad: su vida a cambio de la información sobre los planes estratégicos del ejército italiano. A pesar de que su conciencia oscila entre el miedo a morir y el rechazo al deshonor, la arrogancia del oficial les quita toda duda, reforzando la dignidad que llevan en su corazón. Ambos van a ser fusilados, llevando consigo los secretos de los que depende la victoria de los Italianos .(6)




Este es un clásico del cine italiano. Muy bien rodada e interpretada, se trata de una película (una más) que denuncia los horrores de la guerra y retrata la vida cotidiana de los soldados italianos durante la I Guerra Mundial. Con un realismo casi naturalista se narra lo absurdo de los combates, la ineptitud de los mandos, el frío, el hambre de los pobres soldados, con el gordo, el analfabeto, el oficial fatalista que obedece a los generales insensatos sabiendo que sus órdenes son un disparate, sus escenas de rancho, cartas de las novias, muertes entre alambres espinosos, todo eso... Es un poco como "Senderos de gloria" pero con chistes. Seguramente la película de Kubrick influyó en la elegancia con la que está rodada esta "Gran guerra" de Monicelli, que es sobresaliente desde el punto de vista técnico, tanto en el rodaje de las escenas más íntimas y desenfadadas como en las de batallas y masas. Los actores, por supuesto, están muy bien. En general la mezcla de pequeños episodios dramáticos con otros cómicos funciona más o menos bien, aunque también es la mayor debilidad de la película: se nota demasiado la plantilla, el alternar risas con bombazos y drama. Los protagonistas son dos pícaros (bueno, dos caraduras) que tratan de escaquearse de todos los trabajos (nada más militar, por otra parte): este recurso está un poco visto y su reiteración en esta película resulta también un poco previsible, aunque lo compensa la calidad de los actores (Sordi y Gassman). Silvana Mangano, por su parte, es un prodigio de naturalidad y gracia; en todas las escenas en las que ella sale la pantalla se llena de luz y uno entiende que nuestros abuelos estuvieran enamorados de ella (bueno, mi abuelo nunca habló de la Mangano ni creo que nadie la conociera en su pueblo, pero uno se pone a escribir aquí y de repente se siente como si estuviera en el programa de Garci y se pone cachondo con las señoras estupendas en blanco y negro y dice frases como estas y selecciona su escena favorita, casi me están entrando ganas de fumar y todo).

Todos los secundarios son también excelentes. Imprescindible verla en versión original por la riqueza de las hablas dialectales italianas (me imagino que en la versión doblada todos pronunciarán como si anunciaran sopas Knorr). (7)

CITAS
1.- http://www.wikipedia/mariomonicelli
2.- http://www.filmaffinity.com/es/review/17185301.html
3.- http://www.italica.rai.it/esp/cinema/peliculas/guerra.htm
4.- http://carteles.metropoliglobal.com/paginas/ficha.php?qsec=peli&qid=1089607952
5.- http://mitiquisimo.blogspot.com/2007/01/la-gran-guerra-de-mario-monicelli.html
6.- http://www.italica.rai.it/esp/cinema/comedia/guerra.htm
7.- http://www.italica.rai.it/esp/cinema/comedia/guerra.htm

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL DECAMERON

NOS HABIAMOS AMADO TANTO

LA LUNA