LA DOLCE VITA

LA DOLCE VITA




 SINOPSIS

Carente de una estructura tradicional en su trama, el filme presenta una serie de noches y mañanas a lo largo de la Via Veneto en Roma, vistas desde los ojos de su personaje principal, un reportero de sociales llamado Marcello (interpretado por Marcello Mastroianni). Marcello es un hombre que no está comprometido con nada, como es demostrado en sus relaciones con su simple y celosa amante (Yvonne Furneaux), con una sofisticada mujer (Anouk Aimée) con la cual tiene una relación temporal, una mujer espectacular (Anita Ekberg) a la cual sigue mientras ésta vaga en Roma (incluyendo la notable escena de su baño nocturno en la Fontana de Trevi) y con una multitud de otros personajes que habitan en Via Veneto. Marcello quiere dejar su trabajo como columnista de chismes para convertirse en novelista, pero parece que nunca es capaz de concentrarse lo suficiente para hacer algún progreso en sus escritos.

En la famosa primera escena del filme, Marcello está en un helicóptero para llevar al Vaticano una estatua de Jesús. En el camino, el helicóptero se para observar a un grupo de mujeres que están asoleándose en un techo. Marcello pregunta a las mujeres por su número telefónico y éstas le preguntan hacia dónde lleva la estatua. El ruidoso motor del helicóptero evita el mutuo entendimiento. Este tema de la falta de comunicación se vuelve a tocar a lo largo del filme.

Entre los episodios más famosos de La Dolce Vita están la gran escena goyesca del falso milagro, donde dos niños mienten acerca de una supuesta aparición de la Virgen en las afueras de Roma, en donde se ve una multitud inmensa, y el episodio de Steiner (interpretado por Alain Curry), un amigo intelectual de Marcello con una vida familiar perfecta, quien termina asesinando a sus hijos y cometiendo suicidio. Tras la muerte de Steiner, Marcello se adentra en una vida sin sentido de orgías, después se marcha muy temprano en la mañana para encontrar a un monstruo marino muerto en la playa, el simbólico final del filme


FICHA TÉCNICA

EQUIPO TÉCNICO Y ELENCO

Dirección: Federico Fellini

Guión: Federico Fellini, Tullio Pinelli, Ennio Flaiano

Fotografía: Otello Martelli

Escenografía: Piero Gherardi

Vestuario: Piero Gherardi

Música: Nino Rota

Montaje: Leo Catozzo

Producción: Giuseppe Amato

(Italia, 1960)

Duración: 173’

PERSONAJES Y ACTORES

Marcello Rubini: Marcello Mastroianni

Maddalena: Anouk Aimée

Emma: Yvonne Fourneaux

Sylvia: Anita Ekberg

6.3. PREMIOS

La Dolce Vita ganó la Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes de 1960, y 2 Oscar de 1961 por Mejor Diseño de Vestuario (diseñado por el Director de Arte Piero Gherardi) y Mejor Película Extranjera.

6.4. COMENTARIOS

Marcello es un periodista romano de la prensa del corazón, aunque no pierde la esperanza de convertirse en un escritor serio. Enviado a recibir en el aeropuerto a una famosa estrella de cine, queda prendado de ella y le propone llevarla a recorrer la ciudad, entre los brillos fatuos de una lasciva vida nocturna. Su recorrido termina con un baño en la Fuente de Trevi, donde Marcello, sorprendido por el excéntrico proceder de la chica, le confiesa tímidamente su pueril admiración. Con el amanecer, la magia de aquella aventura se disuelve y el incauto periodista es agredido por el novio de la actriz. La existencia fragmentada de Marcello, seducido por los frívolos placeres de la "dolce vita" romana, se expresa en los encuentros de cada día, entre los caprichos y amenazas de una amiga celosa y paranoica, la malograda relación con su padre y los vicios compartidos con una aristocracia árida y artificial. Por un momento parece acercarse a sí mismo a través de su amistad con Steiner, un escritor existencialista, pero al poco tiempo éste se suicida tras matar a sus propios hijos.

Harto de esta vida, Marcello siente renacer el deseo de escribir y se refugia en un pueblo de provincia, pacífico y silencioso. Pero su serenidad dura poco: en breve, las lisonjas efímeras de la alta sociedad lo arrojan a una existencia carente de valores morales. En la escena final, al día siguiente de una fiesta en Fregene, el desencanto de Marcello se plasma en la figura de un animal descompuesto que el mar ha llevado a la playa. En el horizonte, donde se recorta el cadáver del monstruo, una adolescente le hace señas de seguirla. Pero él apenas la ve, casi no le presta atención y no entiende sus palabras.


¿Que decir de esta maravilla surrealista y neorrealista al mismo tiempo?. Fellini creo una de las mejores películas del siglo XX con este perverso reflejo de la sociedad, la hipocresía , la vida... Su esplendor llega a la cumbre cuando en el magnifico momento en el que a una mujer le informan de que su marido se ha suicidado y matado a sus dos hijos, en ese preciso momento se nos muestra todo el cine felliniano, todo su gigantismo, toda su maestría sin parecer superficial ni recurrir al panfletismo. Tampoco se puede borrar de la memoria el esplendido y melancólico final en el que Mastroiani acude a la playa para ver al monstruo muerto... Una estructura sin sentido, una vida separada por capítulos independientes entre si: Una breve pero gigantesca Anita Ekberg dándose el baño más famoso de la historia (con perdón de Psicosis), la mujer de Marcello y su intento de suicidio después de haberse enterado de una aventura con una prostituta, sensacionalismo, orgías, el enfermo padre de Mastroiani.... Un mil de situaciones que en 3 de horas son suficientes para explicar como es la vida y ni le sobra ni le falta nada en este discurso entre Bergman y Rossellini. Su mejor película después de La Strada (y no nombro a Ocho y medio ya que esta no se a editado en DVD , una autentica vergüenza). Un 5 de 5 .(1)



Carente de una estructura tradicional en su trama, el filme presenta una serie de noches y mañanas a lo largo de la Via Veneto en Roma, vistas desde los ojos de su personaje principal, un reportero de sociales llamado Marcello (interpretado por Marcello Mastroianni). Marcello es un hombre que no está comprometido con nada, como es demostrado en sus relaciones con su simple y celosa amante (Yvonne Furneaux), con una sofisticada mujer (Anouk Aimée) con la cual tiene una relación temporal, una mujer espectacular (Anita Ekberg) a la cual sigue mientras ésta vaga en Roma (incluyendo la notable escena de su baño nocturno en la Fontana de Trevi) y con una multitud de otros personajes que habitan en Via Veneto. Marcello quiere dejar su trabajo como columnista de chismes para convertirse en novelista, pero parece que nunca es capaz de concentrarse lo suficiente para hacer algún progreso en sus escritos.

En la famosa primera escena del filme, Marcello está en un helicóptero para llevar al Vaticano una estatua de Jesús. En el camino, el helicóptero se para para observar a un grupo de mujeres que están asoleandose en un techo. Marcello pregunta a las mujeres por su número telefónico y éstas le preguntan hacia dónde lleva la estatua. El ruidoso motor del helicóptero evita el mutuo entendimiento. Este tema de la falta de comunicación se vuelve a tocar a lo largo del filme.

Entre los episodios más famosos de La Dolce Vita están la gran escena goyesca del falso milagro, donde dos niños mienten acerca de una supuesta aparición de la Virgen en las afueras de Roma, en donde se ve una multitud inmensa, y el episodio de Steiner (interpretado por Alain Curry), un amigo intelectual de Marcello con una vida familiar perfecta, quien termina asesinando a sus hijos y cometiendo suicidio. Tras la muerte de Steiner, Marcello se adentra en una vida sin sentido de orgías, después se marcha muy temprano en la mañana para encontrar a un monstruo marino muerto en la playa, el simbólico final del filme .(2)




Un servicio fotgráfico sobre el vuelo en helicóptero de una imagen de Jesucristo, por la mañana, y una correría nocturna con la hermosa, aburrida y excéntrica hija de un millonario, Magdalena, con la que es muy divertido amarse en el miserable lecho de una prostituta que se ha encontrado por casualidad: he aquí, en estos dos episodios, una síntesis de la vida y del espíritu de Marcello, periodista de tercera categoría, de carácter sensible, que tiene la fiebre de participar en el extraño mundo en el cual trabaja, y una oscura inquietud...


 PARA TENER EN CUENTA

• El personaje Paparazzo, el fotógrafo de noticias (interpretado por Walter Santesso) que trabaja con Marcello, da origen a la palabra que se usa actualmente en varios idiomas (normalmente en su plural, paparazzi) para describir a estos entrometidos fotógrafos.

• En la "fiesta de los nobles", a la cual Marcello asiste en un castillo en las afueras de Roma, algunos de los sirvientes y meseros (así como algunos de los invitados) son interpretados por aristocratas reales.

• La escena en el club Romano, donde Marcello hace sus primeros avances con Sylvia (Anita Ekberg) también cuenta con una aparición de Adriano Celentano, quien más tarde se convertiría en un cantante y actor muy famoso en Italia.

• La película fue prohibida en España por la censura, debido a que el periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano, la calificó de obscena. No se estrenó en España hasta 1980

• El productor, quería a Paul Newman como protagonista y a Henry Fonda como intelectual Steiner.

• La participación de Nino Rota en La dolce vita fue accidental. Fellini no obtuvo los derechos de una serie de canciones que reflejaran la superficialidad de la "jet" romana (¡bendita burocracia!), por lo que acudió a él, y éste al jazz, al blues y a las melodías circenses, para lograr el efecto . (3)


El 5 de febrero de 1960, las salas de cine italianas fueron testigo del sueño felliniano que marcaría un antes y un después en la historia del cine y que se convirtió en símbolo de un estilo de vida, de una "Dolce Vita" romana marcada por las exhibiciones mundanas, la decadencia y los excesos.

Las paradojas de La Dolce Vita encontraron ya su expresión desde la primera oleada de reacciones y críticas, con elogios, admiración, insultos y ataques que arremetían contra la supuesta "inmoralidad" de la película o su clima corrupto y que no fueron más que la confirmación del inicio de un mito.

El Centro Católico Cinematográfico colgó al film la etiqueta de "escluso per tutti" -"excluido para todos"- y algunos críticos que dieron opiniones favorables a la película fueron despedidos de los rotativos.

La diva interpretada por Anita Ekberg, que repite hasta la saciedad su llegada al aeropuerto para posar ante los fotógrafos, el intelectual atormentado o el cazador de imágenes comprometidas, desde entonces bautizado "paparazzo", desfilan por esa fantasía hecha realidad, fragmentada en escenas aparentemente inconexas y paradigma de una agridulce "noche romana".



CITAS.
3.-http://www.fnac.es/dsp/?ervlet=extended.HomeExtendedServlet&Code1=174551930&Code2=3389&prodID=228499

4.-http://www.rtve.es/noticias/20100204/fue-dolce-vita-sueno-fellini-50-anos-despues/316316.shtml

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL DECAMERON

NOS HABIAMOS AMADO TANTO

LA LUNA