IL GAUCHO

IL GAUCHO




FICHA TÉCNICA

TÍTULO Il gaucho

AÑO 1965

SUBTITULOS Si (Separados)

DURACIÓN 116 min.

DIRECTOR Dino Risi

GUIÓN Ruggero Maccari, Tullio Pinelli, Dino Risi & Ettore Scola

MÚSICA Armando Trovajoli

FOTOGRAFÍA Alfio Contini (B&W)

REPARTO Vittorio Gassman, Amedeo Nazzari, Silvana Pampanini, Nino Manfredi, Annie Gorassini, Maria Grazia Buccella

PRODUCTORA Coproducción Italia-Argentina; Clemente Lococo / Fair Film

GÉNERO Comedia
Inmigración




SINOPSIS Marco (Vittorio Gassman) es un agente de prensa que encabeza una delegación italiana que viaja a Buenos Aires para participar en el festival de cine del Mar del Plata. El grupo será recibido por un emigrante italiano que ha hecho fortuna con el comercio de carne vacuna. Pero Marco conocerá también la otra cara de la emigración italiana en Argentina de la mano de un viejo amigo, Stefano (Nino Manfredi). (2)


Después del éxito de “il sorpasso” y del que le ha seguido “los monstruos” junto a “si nos permite hablar sobre mujeres”, etc. el personage de Gassman ahora atraviesa el océano, aterrizando en Argentina. Donde gracias a sus películas es popular, mérito de la afinidad en lengua y la gran colonia italiana residente que ha significado, en cuánto se parece, también en que tienen y muestran una peculiar forma romana en la deformación satírica y del paroxismo.

Ahora, se sabe que (ya que hemos escrito en estos tiempos, varias columnas) Gassman prácticamente ha sucedido a Sordi en diseñar una figura estereotipada pero significativa del italiano romanizado, el protagonista del “milagro”, inciertos clamorosos pero no fiables entre la honradez y el siutiquería, listos para agarrar si las ocasiones asombrosas del escrúpulo que desaparecen a él casi siempre entre los dedos; de Sordi tiene la diferencia, entre otras cosas, porque siempre está involucrado en una aventura burguesa (su personaje típico es siempre “doctor” o por lo menos un estudiante envejecido de la universidad) ausente es más el auténtico Sordi y el resentido, es todo astucia y bulleria popularesca.

Pero el personage, solo no bastante. Nosotros deseamos invenciones continuas en la escenografía y en la dirección (veamos la primera parte de “il sorpasso”), si no se arriesgan, pues el gaucho sucede a menudo exactamente de “”, a caer en el manierismo más fácil y vulgar, solo preocupado de atraer las risas de la platea. Se ríe a menudo alegre, en efecto, para ver “al gaucho”; por el contagio accionado y el desempeño, aunque fácil, de Gassman, y por vía de un aventura segura y farsa que resbala en la historia, gracias al misterio de Risi. Pero es un misterioi corto y el fulgor, apenas una sombra de eso habría podido ser de donde la película había elegido el camino recto satura la autentificación y de la historia articulada, y no aquélla del “bosquejo” a la respiración corta y del divagazione grande del grano.

La señal en los comienza sin embargo es bastante seducente. Una “misión cinematográfica romana” de cinco personas, hojas para introducir al festival del cine de Buenos Aires, él que se realiza, pues se sabe, en medios de un fanatismo del público, ahora disconocido en Europa, una película de la producción italiana. El Jefe de la misión Marco Ravicchio, es “agente depresión” deja en Roma multiples debers una amante angustiada con la licencia para hacer frente los acreedores; en Argentina espera se le presten mucho dinero de un amigo emigrado hace años a Baires, Stefano, y aquí, al juez de letras, se ha vuelto rico.

Hacen corona a un diva a la puesta del sol, pero aún batallarán, Luciana, una estrella “hermosa y estúpida” sin remedio y uno afeminado sin rostro guionista y. En Argentina las cosas han variado en cuánto marca piensa: Stefano, encontrado otra vez, revela fallar sin la esperanza, pobre, expectante y sólo desea la vuelta a su tierra nativa; al resto de la “troup” aspira, durante el período de la permanencia, del entusiasmo vigoroso de un millonario y de un emigrante: patriótico El ingeniero Marucchelli, para ellos es el engranaje que invita, a las festividades, los regalos, pastas, las canciones napolitanas y el entusiasmo nostálgico. Perdió el dinero en el juego, desapareció la posibilidad para prestar dinero del ingeniero, Marco volverá a Roma con su comitiva y destacado en lujos e ignorante de las deudas. Luciana, por su parte, tendrá que poner una cruz sobre la ilusión nacida de un fugaz flirt con un rico Argentino. Stefano seguirá siendo con su miseria quien mira el aeroplano que vuelve a una Italia en una forma inalcanzable. El ingeniero Marucchelli, atlético y exhibicionista, credulo y distraído (Marco seducido fulminantemente de la mujer, hace una cosa y otra) con la cabeza arrogante recibirá a otro italiano ilustre en su llegada: Celentano…


Gracias a Manfredi las relaciones entre el radicado y Stefano están entre las cosas del graciosas de la película, por lo tanto como es seguro, él ejemplo culebrea no en forma excepcional sino inteligente (el encuentro entre Gassman y el motorista romano interpretado de Francisco Mulè). La mayoría del agradable Marucchelli diseñó de Nazzari y conjeturaba una asombrosa diva a la puesta del sol, impersonalizada con alcohol del Pampanini. Pero demasiadas son las cosas fáciles excesivas (conferencia-impresa por ejemplo,). En más, a pesar de la película se da vuelta en Argentina y utiliza, los papeles seguros, agentes aborígenes, sería dicho que carece de él, en los acentos como en el fondo (a pesar de mirada en los rascacielos, los mataderos, los “gauchos” en vespa y otros placenteros con el aire auténtico del país.

Para entendernos nosotros, el lugar era transparente, mucho para permanecer en los términos del inevitable comparación entre Gassman-Sordi en secuencias seguras de los exteriores suecos de “el diablo” de Polidoro. c.g.f. (“Mensajero mercantil”, 12/10/1964) (3)



Una delegación del cine italiano alcanza Buenos Aires para participar al festival di Mar del Plata. Tráficos, intrigas, encanto. Obtuvo un premio secundario, los italianos se van otra vez, las cargas completas de problemas como antes. Comedia a menudo sobre las líneas, quemadas la buena para ofrecer pre-pruebas a los agentes que de ella benefician el extremo demasiado, pero con dos o tres escenas apropiadas. "... sufrió mucho el estar en un país muy desorganizado. Las cosas no trabajaron, no fueron todos poco en una prisa… vea que lo gana otra vez… tenía cargas con la vulgaridad y la maldad genuina del humorista… Estábamos un poco perdidos en su medida. Pero la película no era estúpida “(V. Gassman). (4)



Marco (Vittorio Gassman) es un agente de prensa que encabeza una delegación italiana que viaja a Buenos Aires para participar en el festival de cine del Mar del Plata. El grupo será recibido por un emigrante italiano que ha hecho fortuna con el comercio de carne vacuna. Pero Marco conocerá también la otra cara de la emigración italiana en Argentina de la mano de un viejo amigo, Stefano (Nino Manfredi).(5)



EL GAUCHO se hizo dos años después de la colaboración con Vittorio Gassman Dino Risi en IL Sorpasso (La escapada), quizás su mejor de muchas películas juntos. Aunque no es tan buena como la anterior película, esta es una película de mérito importante y merece ser mejor conocida. Gassman interpreta Mario Ravicchio, un agente de prensa con problemas financieros que acompaña a una productora italiana en su viaje a Buenos Aires para presentar una película en un festival. Él pasa mucho de su tiempo, cuando no en seducir a las mujeres, tratando de acumular algo de dinero, ya sea por el juego o el intento de Finagle capital de expatriados Marucchelli italiano (Amadeo Nazzari), ahora un rico industrial de la Argentina. Se pone la amistad, palabras bonitas, pero no hay dinero. Mario trata de aprovechar otro antiguo amigo de Roma, Stefano, pero el tipo resulta ser más pobres que él. El hombre es interpretado por el actor cómico Nino Manfredi (de la fama de pan y chocolate) en una breve pero magnífica actuado papel de apoyo como hacia abajo y hacia afuera emigrante que ha perdido la esperanza de éxito. El primer encuentro entre Manfredi y Gassman, con el intercambio exuberante de afecto entre viejos amigos es un tesoro para la vista. La actriz italiana Silvana Pampanini hace un giro agradable como actriz más de-the-cerros tratando de casarse con una argentina acomodada que ha estado cortejando desde hace algún tiempo. Mario regresa a Italia desilusionado, pero no sin que el ahorro `gioia di vivere" que lo caracteriza a lo largo de esta película agradable, con sus muchas recompensas poco para el espectador. Ettore Scola, que más tarde dirigió en Gassman y sucio, prestó su mano en el guión.(6)


CITAS:

1.- http://www.decine21.com/peliculas/Un-italiano-en-la-Argentina-17381
 
2.-http://elcineitaliano.blogspot.com/2011/08/il-gaucho-dino-risi-1964.html


3.- http://cinema-tv.corriere.it/film/il-gaucho/01_01_29.shtml

4.- http://marachodvd.blogspot.com/2011/06/dino-risi-il-gaucho-1965.html

5.- http://h33t.com/details.php?id=10367ababd57345a422ea44fa4ef404ee441acf4

6.- www.filmscoop.it/film_al_cinema/ilgaucho.asp

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL DECAMERON

NOS HABIAMOS AMADO TANTO

LA LUNA