I MOSTRI

1. DINO RISI





1.1. BIOGRAFÍA

Dino Risi nace en Milán el 23 de diciembre de 1916. Empieza su carrera cinematográfica como asistente de Mario Soldati en la película "Tiempos pasados (Piccolo mondo antico)" (1940) y, luego, como ayudante de dirección de A. Lattuada en "Giacomo l'idealista" (1943). En esa época también colabora como guionista en las películas "Ana (Anna)" de Lattuada (1952), "Totò e i re di Roma" (1952) de Steno y Monicelli y "Los héroes del domingo" de Camerini (1953). Tras una serie de cortometrajes (el más famoso de los cuales es "Buio in sala"), en 1952 se traslada a Roma y realiza su primer largometraje de ficción: "Vacanze col gangster". En 1953 realiza "Paradiso per tre ore", episodio de la película "L'amore in città" (los otros episodios están dirigidos por Antonioni, Fellini y Lattuada) y, por primera vez, se lanza en un género del cual será un especialista durante la década sucesiva. La comedia social preñada de amargura empieza a perfilarse en 1955 con "Il segno di Venere". En ese mismo año también realiza "Pan, amor y...", tercer capítulo de la serie empezada por Comencini, que cuenta con la participación de una maravillosa Loren y que obtiene un gran éxito. El año 1956 es decisivo para Risi: con la realización de una película escrita y dirigida por él mismo abre el camino a un nuevo género que transformará el neorrealismo en comedia a la italiana. Su película "Poveri ma belli" narra las aventuras de un grupo de jóvenes romanos de la pequeña burguesía que afronta sus primeras aventuras amorosas. Para esta película, Risi recurre a jóvenes actores desconocidos, como Renato Salvatori, Maurizio Arena y Marisa Allasio. La fórmula se repite en las dos películas siguientes: "Belle ma povere" (1957) y "Pobre y millonario (Poveri milionari)" (1959). El paso de la película "ligera" a la sátira se produce con "Il vedovo" (1959), historia que narra las desventuras de un pequeño industrial (Alberto Sordi) que, para afrontar las deudas contraídas, intenta matar a su mujer y cobrar la herencia. La colaboración con Sordi da lo mejor de sí en "Vida difícil (Una vita difficile)" (1961). En los años siguientes, bajo su dirección, nace la pareja Gassman - Tognazzi que participará en una serie de películas que intentan desenmascarar los lugares comunes de los italianos ("Monstruos de hoy - I mostri", 1963), "En nombre del pueblo italiano", 1971). Sin duda alguna, la colaboración con Gassman ha sido la más larga de la carrera de Risi y los dos han realizado juntos más de quince películas. Entre éstas, cabe señalar: "El estafador (Il mattatore)" (1960), "La escapada (Il sorpasso)" (1962), "Il successo" (1963), "Un tigre en la red (Il tigre)" (1967), "El profeta (Il profeta)" (1968) y "Perfume de mujer (Profumo di donna)" (1974), que obtiene dos candidaturas al Oscar. Las últimas películas filmadas con Gassman son "Que viva Italia (I nuovi mostri)" (1977), "Querido papa (Caro papà)" (1979) y "Tolgo il disturbo" (1990). En los años sesenta Risi se especializa en las películas a episodios, dirige a los mejores actores italianos (Manfredi, Vitti) y continúa explicando historias de la vida italiana. En 1970 realiza "La mujer del cura" interpretado por Sofia Loren y Marcello Mastroianni y, en 1973, "Sexo loco (Sesso matto)" con Giancarlo Giannini y Laura Antonelli. El cine y el fascismo son los temas centrales de "La carrera de una doncella" (1975). El año siguiente realiza un thriller psicológico, "Alma perdida", basado en una novela de Gianni Arpino y, en 1977, "La alcoba del obispo", a partir de un libro de Piero Chiara. De 1978 es la película "La chica del atardecer" con Ugo Tognazzi, historia de un amor imposible. En 1993 el Festival de Cannes le dedica una retrospectiva con sus quince obras más significativas.(1)


1.2. FILMOGRAFÍA

• No molestes más (1990) Director, Guionista

• Fantasma de amor (1981) Director

• Yo soy fotogénico (1980) Director

• La chica del atardecer (1978) Director

• ¡Qué viva Italia! (1978) Director

• Alma perdida (1977) Director, Guionista

• La carrera de una doncella (1975) Director

• Perfume de mujer (1974) Director

• La mujer del cura (1970) Director

• El profeta (1967) Director

• El parasol (1966) Director

• Los complejos (1965) Director

• Monstruos de hoy (1963) Director, Guionista

• La Escapada (1962) Director

• Viva Italia (1960) Director

• Pobre y millonario (1959) Director

• Venecia, la luna y tú (1958) Director

• Guapas, pero pobres (1957) Director, Guionista

• Pobres pero guapos (1957) Director

• Sabela (1957) Director

• El signo de Venus (1954) Director



2.- LOS MONSTRUOS





En esta pequeña obra maestra el gran Dino Risi diseccionó a la sociedad italiana a través de 17 episodios breves que reflejan como pocos el alma de una nación. Y en este caso, una nación llena de dobleces, cínica, haragana, femenina... y sin duda adorable. Ciertos segmentos, como el inicial, simplemente son para reír a carcajadas. Y otros -como el del diputado- hacen pensar en lo mucho que nos parecemos los países latinos.

Nota aparte para el desempeño de los enormes Tognazzi y Gassman, quienes como camaleones protagonizan las viñetas, asumiendo todos los caracteres posibles. Una comedia ya clásica que sigue por completo vigente. Totalmente recomendable. Ojo con la secuela rodada en los '70.(2)
 
2.1.- SINOPSIS

Sinopsis: La película que marcó una forma de rodar en Italia; por episodios dentro de una misma película. 14 años después el propio Risi, Ettore Scola y Mario Monicelli filmaron una secuela: "I nuovi mostri". (3)




2.2.- FICHA TÉCNICA
  • Título Original: I Mostri
  • Regia: Dino Risi
  • Sceneggiatura: Age, Scarpelli, Elio Petri, Dino Risi, Ettore Scola, Ruggero Maccari
  • Fotografia: Alfio Contini
  • Scenografia: Ugo Pericoli
  • Musica: Armando Trovajoli
  • Montaggio: Maurizio Lucidi
  • Prodotto da: Mario Cecchi Gori
  • (Italia, 1963)
  • Durata: 128'
  • INTERPRETI Ugo Tognazzi, Vittorio Gassman, Michèle Mercier, Marisa Merlini, Lando Buzzanca.




2.3.- COMENTARIOS
 
El guión de esta película, articulada en veinte breves episodios que retratan la fealdad de la Italia del boom económico, es obra de Age y Scarpelli, Ettore Scola y Ruggero Maccari. En el primer episodio: "La educación sentimental (L'educazione sentimentale)", un padre educa a su hijo a ser deshonesto y esta educación le va a costar cara, porque con tal de hacerse con el dinero el joven mata a su padre. En el segundo episodio: "El enchufe (La raccomandazione)" un famoso actor finge querer ayudar a un compañero mientras que en realidad no tiene la menor intención de hacerlo. En "El monstruo (Il mostro)", dos "carabinieri" se hacen retratar por el fotógrafo, resaltando así toda su fealdad. En "Como un padre (Come un padre)", un hombre confía en su mejor amigo, ignorando que es el amante de su mujer y por lo tanto la causa de todos sus problemas. En "Tocada por la vida (Presa dalla vita)", una pobre viejecita es raptada por un director de cine para satisfacer sus manías intelectuales. En "El pobre soldado (Il povero soldato)", el hermano militar de una prostituta asesinada vende a caro precio el diario personal de su hermana. En "¡Vaya vida! (Che vitaccia!)", un joven romano que vive en una chabola con su familia, en lugar de buscar trabajo, se va al fútbol. En "La jornada del diputado (La giornata dell'onorevole)", un parlamentario democristiano aplaza una reunión importante con un general, que posee valiosas informaciones, hasta que éste se muere. En "Latin lovers", dos donjuanes de poca monta son víctimas de un malentendido en la playa. En "Testigo voluntario (Testimone volontario)", Pilade Fioravanti, que fue testigo de un asesinato, durante el juicio casi le acusan en lugar del verdadero asesino. En "Los dos huerfanitos (I due orfanelli)", un mendigo, aún a sabiendas de que su compañero ciego podría curarse, prefiere no someterle a los cuidados necesarios para no perder los beneficios que obtiene de su enfermedad.En " El acecho (L'agguato)", un guardia municipal muestra toda su maldad. En "El sacrificado (Il sacrificato)", un hombre convence a su amante de que la está dejando por el bien de ella. En "Estreno (Vernissage)", un padre de familia estrena su nuevo Fiat 500 yendo a putas. En "La Musa", se muestra lo que hay que hacer para ganar un premio literario. En "Que venga el olvido (Scenda l'oblio)", un hombre está pensando en su casa imponente, mientras que en la pantalla del cine discurren las imágenes de las masacres de los nazis. En "La calle es de todos (La strada è di tutti)", un peatón se venga, con su coche, por haber sido casi arrollado. En "El opio del pueblo (L'oppio dei popoli)", mientras un marido está hipnotizado delante de la televisión, su mujer le pone los cuernos en la habitación de al lado. En "El testamento de Francesco (Il testamento di Francesco)", la televisión engatusa a un fraile. En "El noble arte (La nobile arte)", un antiguo representante de boxeadores convence a púgil retirado y hecho polvo para que vuelva a combatir; el hombre termina en una silla de ruedas.(4).
 
 
 
 
En esta pequeña obra maestra, Dino Risi diseccionó a la sociedad italiana a través de 17 episodios breves que reflejan como pocos el alma de una nación. Y en este caso, una sociedad llena de dobleces, cínica, haragana, femenina... y sin duda adorable. Ciertos segmentos, como el inicial, simplemente son para reir a carcajadas. Gassman y Tognazzi, enormes y notables, como camaleones, protagonizan viñetas, asumiendo todos los caracteres posibles.(5)
 
 
La película: Los monstruos (1963) es una película dirigida por Dino Risi, protagonizada por Vittorio Gassman y Ugo Tognazzi y dividida en 20 episodios independientes, con estructuras y argumentos diferentes, pero enmarcados dentro del mismo ámbito geográfico y época: la Roma de comienzos de la década de 1960.


El director: Dino Risi (Milán, 1916 – Roma, 2008) fue uno de los maestros de la Commedia all'italiana. Entre sus películas más célebres se encuentran Poveri ma belli, Una vita difficile, Il sorpasso, I Mostri y Profumo di donna, cuya versión moderna protagonizara Al Pacino. En 2002 obtuvo el premio "León de Oro" a la trayectoria (Leone d'oro alla carriera) en el Festival de Cine de Venecia.

A principios de los años sesenta, en Italia comienzan a ponerse en boga las películas de episodios. El cine, para los italianos, era esencialmente un medio de comunicación popular y divulgativo que permitía hacer pasar las críticas más feroces bajo la máscara de la comedia y uno de los máximos exponentes de este cine es I mostri. La película está estructurada en torno a una serie de 20 episodios totalmente independientes el uno del otro, con una duración total de 190 minutos. Los episodios tienen una longitud y una estructura muy diferentes entre sí, pero todos se enmarcan dentro de un período de tiempo y ámbito geográfico común: la Roma de principios de la década del ’60.

En el film se ven retratados desde diferentes puntos de vista la realidad de una sociedad en función del progreso de la época; la hipocresía, la infidelidad, la política, la religión, la sexualidad, la pobreza, e incluso la televisión y su influencia en los televidentes, la mentira, el egoísmo, la manipulación y el abuso, siempre satirizando a sus costumbres y poniendo énfasis en el carácter patológico del nuevo ciudadano, tomando como idea central que el bien propio está por sobre el bien común. Las actuaciones de Tognazzi y Gassman son espectaculares.(6)

I mostri, di Dino Risi, con Vittorio Gassman e Ugo Tognazzi


El titulo de una película cumple la función de permitir hacerse una idea de que podría tratarse, de si resultará interesante o no y por sobre todo a que género pertenece sin haber visto ni escuchado nada sobre ella. Por decirlo de alguna manera actúa como un elemento discriminador de la conciencia de acuerdo a los gustos y creencias personales de cada individuo.

Siguiendo la lógica propuesta tomemos el caso de la película Los monstruos (I mostri), una película italiana dirigida por Dino Risi, para ver cuánto puede confundirnos un titulo. Pongámonos en la situación en que usted es un cobarde, le cargan las películas de terror, -no las soporta- y por nada en el mundo sería capaz de ver una, pero su pareja le insiste en ver ésta porque le pareció espectacular; tanto así que le gustaría volver a verla con usted. De sólo escuchar el nombre se niega, sin embargo insiste en que es cómica. Costaría mucho creerlo ¿cierto? Pues bien, hágale caso: es cómica.(7)

I mostri, di Dino Risi, con Vittorio Gassman e Ugo Tognazzi

La película se articula en veinte breves episodios que retratan la fealdad de la Italia de la época del 'boom' económico:

La Educación Sentimental: Un padre educa a su hijo para que no tenga escrúpulos morales, pero esto acabará costándole caro.

La Recomendación: Un famoso actor finge que ayuda a un compañero cuando, en realidad, no tiene la menor intención de hacerlo.

El Monstruo: Dos carabineros se hacen retratar por un fotógrafo.

Como un Padre: Un hombre confía en su mejor amigo, ignorando que es el amante de su mujer y, por lo tanto, la causa de todos sus problemas.

Tocada por la Vida: Una pobre viejecita es raptada por un director de cine para satisfacer sus manías intelectuales.

El Pobre Soldado: El hermano militar de una prostituta asesinada vende al mejor postor el diario personal de su hermana.

¡Vaya Vida!: Un joven romano que vive en una chabola con su familia, en lugar de buscar trabajo, se va al fútbol.

La Jornada del Diputado: Un parlamentario democristiano aplaza una reunión importante con un general, que posee valiosas informaciones, hasta que éste se muere.

Latin Lovers: Dos donjuanes de poca monta son víctimas de un malentendido en la playa.

Testigo Voluntario: A Paola Fioravanti, testigo de un asesinato, casi la acusan durante el juicio de ser la verdadera asesina.

Los Dos Huerfanitos: Un mendigo, prefiere no proporcionar los cuidados necesarios a su compañero ciego, aún a sabiendas de que podría curarse, para no perder los beneficios que obtiene de su enfermedad.

El Acecho: Un guardia municipal muestra toda su maldad.

El Sacrificado: Un hombre convence a su amante de que la está dejando por su propio bien.

Estreno: Un padre de familia estrena su nuevo Fiat 500 yendo a un prostíbulo.

La Musa: Muestra qué medios hay que emplear para ganar un premio literario.

Que Venga el Olvido: En una sala de cine, un hombre piensa en su lujosa mansión, mientras en la pantalla se proyectan imágenes de las masacres de los nazis.

La Calle es de Todos: Un peatón que casi es atropellado, se venga, con su coche.

El Opio del Pueblo: A un marido que está hipnotizado delante del televisor, su mujer le pone los cuernos en la habitación de al lado.

El Testamento de Francesco: La televisión engatusa a un fraile.

El Noble Arte: Un antiguo representante de boxeadores convence a un púgil retirado, y casi sonado, para que vuelva a combatir. El hombre terminará en una silla de ruedas.

Considerada por muchos como una de las películas más grande de la comedia italiana. Cuenta con un gran reparto, y trata de reflejar una critica social por medio de la comedia. Esta critica social tiene como objetivo la sociedad italiana de los 50's y 60's.(8)

Considerada por muchos como una de las películas más grande de la comedia italiana. Cuenta con un gran reparto, y trata de reflejar una critica social por medio de la comedia. Esta critica social tiene como objetivo la sociedad italiana de los 50's y 60's.(5)




A principios de los años sesenta, en Italia comienzan a proliferar las películas de episodios. Con un tratamiento de comedia, estas cintas por lo general rondaban sobre un tema común o en torno a la personalidad de un actor cómico, y agrupaban unos cuantos episodios de variadas duraciones. Con esto se intentaba retratar desde distintos prismas a la sociedad italiana, realizando una sátira de sus costumbres, y al mismo tiempo un especie de crítica social. Una de las películas mas famosas de este tipo es “I Mostri”, la cual fue dirigida por Dino Risi, y cuyo guión es obra de Age-Scarpelli, Ugo Petri y Ettore Scola. En ella, el director realiza un dibujo distorcionado de la sociedad italiana, a través de unos personajes que salen completamente de lo normal.

Durante 118 minutos, Risi recorre en veinte episodios “la manera pérfida y sutil en la que el progreso inscribe las viejas lacras humanas: la hipocresía, el desprecio, la mentira, el egoísmo, la manipulación, el abuso, etc.”. La duración y las estructuras de cada uno de los episodios son bastante diferentes, pero todos están relacionados de manera uniforme con la Roma de principios de los sesenta. Además, todos los episodios giran alrededor de una figura central, usualmente caricaturesca, interpretado por los dos actores principales, los cuales aparecen de manera alternada en cada uno de los segmentos. Mientras que algunos episodios son muy cortos y presentan una estructura similiar a la de un sketch, otros poseen una construcción más elaborada de la historia, aunque no por eso son necesariamente mejores o más representativos de una sociedad que a los ojos del director se encuentra completamente torcida.

Dino Risi dibuja al monstruo social que habita en la Roma de los sesenta. Un “monstruo” en cierta forma discapacitado, debido a sus difilcultades prácticamente inherentes para convertirse en un ciudadano honesto, en un maestro estricto, en un amigo sincero, en un esposo fiel, en un juez justo, etc. Y es que precisamente el director enfatiza el caracter patológico de este nuevo ciudadano, con todos sus rasgos característicos, donde el bien propio está por sobre el bien común, y donde los defectos físicos aparecen como un forma de discriminación. Cada uno de los episodios representa una mirada cínica y contradictoria de este país que experimenta un periodo de rápida transformación, donde tanto al interior de la familia, en la política, en la educación y la religión, comienza a gestarse un cambio importante de los valores y los códigos impuestos años atrás.

Que mejor ejemplo que repasar algunos de los episodios que presenta la cinta. El primer episodio protagonizado por Ugo Tognazzi, “La educación sentimental”, relata la relación entre un padre y su hijo de aproximadamente siete años, y como este le enseña de manera gradual al pequeño a mentir, a robar, a desconfiar del otro, y por sobretodo a priorizar el bien propio por sobre el resto. Dichos como: “los pobres no existen, quien pega primero pega dos veces, no confíes en nadie, tu vecino es tu enemigo....”, resuenan en la cabeza del niño, estancándose como máximas a seguir. Peor aún es cuando el padre predica con el ejemplo, transitando en la calle en contramano para llegar más rápido a la escuela; robando comida en el supermecado; o haciéndose pasar por un veterano de guerra para poder acceder de manera más rápida a un juego de feria. El episodio culmina cuando diez años después, los titulares de los diarios muestran la foto del padre quien ha sido asesinado por su propio hijo por dinero. Todo esto se corona con la frase final: “En tu vida nunca confies en nadie, ni siquiera en tu propio padre”.

También se realiza un crítica al sistema judicial, la que queda patente en el episodio “Testigo voluntario”. En dicho segmento, Pilade Fioravanti (Ugo Tognazzi) se presenta voluntariamente a testificar en contra de un hombre acusado de asesinato. Sin embargo, el abogado defensor (Vittorio Gazzman) termina enjuiciándolo a él. Resulta divertido ver como el protagonista intenta respetar y colaborar con la ley, lo que irónicamente tiene como consecuencia que esta se vuelva por completo en su contra, exponiendo todos los errores que ha cometido durante su vida, sin importar lo poco relevantes que estos sean, convirtiéndolo ante los ojos de la sociedad, de su esposa y de los jueces, en un criminal aún peor que al que realmente intentaban condenar. Risi con este episidio establece un hecho innegable; que la justicia es ciega, y que además en ocasiones las leyes se pueden doblar para favorecer a aquellos que las han quebrantado.

En el resto de los episodios se hace alusión a la política, la religión, la sexualidad, a la pobreza, e incluso a la televisión y su influencia en los espectadores, siempre con una mirada ácida e incisiva. Dentro de este grupo de episodios sobresalen: “Como un padre”, un hombre confía en su mejor amigo, ignorando que este es el amante de su mujer y por lo tanto la causa de todos sus problemas; “El sacrificado”, un hombre convence a su amante que la está dejando por el bien de ella; “El opio del pueblo”, mientras un marido está hipnotizado delante de la televisión, su mujer le pone los cuernos con su amante en la habitación contigua; y “El noble arte”, la última historia de la cinta y tal vez la más trágica, donde un antiguo representante de boxeadores convence a un púgil retirado para que vuelva a combatir, sin imaginar las consecuencias que esto puede acarrear para ambos.

Las actuaciones de Tognazzi y Gassman, son espectaculares. Ambos actores son verdaderos camaleones, los cuales logran representar con total credibilidad cada uno de sus roles (siempre teniendo en cuenta que los personajes son caricaturas de la sociedad). A esta cinta se le considera como la primera construida a bases de sketchs y como una de las mejores de su director, el cual tiempo después filmaría una secuela titulada, “I Nuovi Mostri” (1977). Mediante una excelente dirección, estupendas actuaciones, un inteligente guión y una más que adecuada banda sonora, obra de Armando Trovajoli, Dino Risi logra convocar con éxito a los rostros de la miseria entre la risa y el espanto.(9)

4.- CITAS:
1.- http://www.italica.rai.it/esp/cinema/biografias/risi.htm
3.- http://filmoteca-canal7.blogspot.com/2009/12/los-monstruos-1963-de-dino-risi.html
5.- http://www.epocacine.com.ar/epoca/peliculas.php?pagina=5&genero=2&formato=1#
6.- http://sonidosysabores.blogspot.com/2010/04/focaccia-cine-los-monstruos-i-mostri.html
7.- http://wambollywood.wordpress.com/2011/01/28/los-monstruos-i-mostri-1963-2/
8.-http://pordescargadirecta.com/comedia/285164-monstruos-hoy-dino-risi-1963-dvdrip-dual-espanol-italiano-comedia/
9.- http://fantomas-cinemascope.blogspot.com/search?q=i+mostri

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL DECAMERON

NOS HABIAMOS AMADO TANTO

LA LUNA