BLOW-UP

1. MICHELANGELO ANTONIONI



Michelangelo Antonioni Italia, 1912-2007. Guionista y director de cine italiano, nacido en Ferrara y formado en la Universidad de Bolonia. Comenzó su carrera como crítico cinematográfico, guionista, ayudante de dirección y documentalista (realizó siete documentales entre 1945 y 1949). Su primer largometraje como director fue Crónica de un amor (1950), al que sigue la tetralogía compuesta por La aventura (1959), La noche (1960, primer premio en el Festival de Berlín), El eclipse (1962) y El desierto rojo (1964), su primera película en color, protagonizada por Mónica Vitti. Otras películas a destacar son Blow Up (Deseo en una mañana de verano, 1966), adaptación de un relato de Julio Cortázar, su primera película en inglés; Zabriskie Point (1970), filmada en EEUU; El reportero (1974) e Identificación de una mujer (1982), donde el punto de vista femenino es sustituido por un observador masculino. Autor o coautor de la mayoría de sus guiones, sus películas reflejan una mirada personal sobre la realidad en la que el uso del simbolismo visual nos acerca a los temas de la alienación, el aburrimiento o el erotismo sin amor. Después de trece años inmovilizado y privado del habla como consecuencia de un derrame cerebral, Antonioni dirigió junto a Win Wenders, Más allá de las nubes (1995), película que obtuvo dos premios en el Festival de Venecia de ese año. Muere el 30 de Julio del 2007.(1)

Galardones:

1 Berlín La noche, 1961

1 Venecia El desierto rojo, 1964

1 Cannes Blow-up, 1967

Films:

1950 Crónica de un Amor

1960  L'Avventura

1962 L'Eclisse

1964 Deserto Rosso

1966 Blow-Up

1970 Zabriskie Point

1995 Más Allá de las Nubes

Otros Films:

1952 I VINTI

1953 LA DAMA SIN CAMELIAS

1955 LAS AMIGAS

1957 EL GRITO

1961 LA NOCHE

1974 EL REPORTERO

1982 IDENTIFICACION DE UNA MUJER


2. BLOW UP Deseo de una mañana de verano



2.1. SINOPSIS

La historia de Blow up parte del relato de Julio Cortázar, “Las babas del diablo” de quien Antonioni toma sólo la idea: un fotógrafo profesional descubre al revelar y ampliar un carrete de fotografías algo que a simple vista no había sido capaz de ver. El agrandamiento de las imágenes es lo que se denomina “blow up”.

2.2. FICHA TECNICA


Titulo Original Blow-Up

Música Herbie Hancock (Compositor)

The Yardbirds (Compositor)

Dirección Michelangelo Antonioni

Fotografía Carlo Di Palma

Producción Carlo Ponti

Género Drama

Guión Michelangelo Antonini

Edward Bond

Tonino Guerra

País Italia/ Inglaterra

Duración 102 Min.

Reparto Vanesa Redgrave (Jane), Sarah Miles (Patricia), David Hemmings (Thomas), John Castle (Painter), Jane Birkin (Niña)



2.3. ENTREVISTA A ANTONIONI

¿Pero de qué va Blow up?. Dejemos que se explique su director:

“Necesitaré al menos otro film para explicar “Blow up” (Rueda de prensa Festival de Cannes, mayo de 1967)

El director nos da más pistas sobre la película:

“Cuando se utilizan ampliadoras […] pueden verse cosas que probablemente el ojo desnudo no sería capaz de captar […]. El fotógrafo de Blow Up, que no es un filósofo, quiere ver las cosas más de cerca. Pero lo que sucede es que, al ampliarlas demasiado, el objeto se desintegra y desaparece. por lo tanto, hay un momento en que asimos la realidad, pero ese momento pasa. Este es en parte el significado de Blow up” (Michelangelo Antonioni) .(2)

“La mayor dificultad con la que me he encontrado ha sido la de representar la violencia de la realidad. Los colores embellecidos y edulcorados son a menudo los que parecen más duros y agresivos. En BLOW UP, el erotismo ocupa un lugar de máxima importancia, pero, a menudo, se pone el acento en una sensualidad fría, calculada. Los rasgos de exhibicionismo y de vouyerismo están especialmente subrayados: la joven mujer del parque se desnuda y ofrece su cuerpo al fotógrafo a cambio de los negativos que tanto desea recuperar.” (3)

“Cuando se utilizan ampliadoras [...] pueden verse cosas que probablemente el ojo desnudo no sería capaz de captar [...]. El fotógrafo de BLOW UP, que no es un filósofo, quiere ver las cosas más de cerca. Pero lo que sucede es que, al ampliarlas demasiado, el objeto se desintegra y desaparece. por lo tanto, hay un momento en que asimos la realidad, pero ese momento pasa. Este es en parte el significado de BLOW UP” (Michelangelo Antonioni) (4)



2.4. COMENTARIOS

Blow Up de Michelangelo Antonioni es una obra maestra del arte y ensayo de los años sesenta, en la que nos topamos con una mareada de imágenes, apariencias y vidas en el Londres moderno y atractivo de los años sesenta.

Antonioni se inspira en la filosofía existencialista, ya vista en películas anteriores como La aventura (1960), La noche (1961), El Eclipse (1962) y El desierto rojo (1964), y la lleva a un estado de reflexión profunda: en lugar de sólo cuestionar la existencia, se pone en tela de juicio la naturaleza misma de la realidad. De igual forma que Thomas amplía sus fotografías hasta convertirlas en puras abstracciones, Antonioni se vale de enmarques fotográficos experimentales, de una utilización expresionista del color y de un teleobjetivo de gran alcance con el que elimina el campo de profundidad de las imágenes, para que la película tome un tono impresionante y opaco.

Thomas va a la deriva por el mundo: está obsesionado por las apariencias de las cosas pero es incapaz de percibir su belleza intrínseca. Cada vez le resulta más difícil distinguir la realidad objetiva de los simulacros de la fotografía comercial y de modas. Al final de la película, no está seguro si existe distinción alguna entre imagen, ilusión y realidad.

Aún dejando de lado el brillante y denso trasfondo filosófico de la película, su argumento retrospectivo e íntimo la hacen una obra superior. Además, en ella vemos algunas de las escenas más memorables del cine: el partido de tenis pantomímico al final, el picaresco "ménage à trois" en papel violeta y la sesión fotográfica cómico-erótica al comienzo entre la modelo Veruschka y Thomas con su enorme teleobjetivo.

Blow Up tuvo una gran influencia en las generaciones de cineastas más jóvenes, ésta se hizo notoria más adelante en películas como La conversación (1974) de Francis Ford Coppola y en Impacto (1981) de Brian De Palma .(5)


Michelangelo Antonioni, “El maestro”, no deja indiferente. Sus películas o bien tienen defensores a ultranza, o bien están los que nos preguntamos qué claves ocultas tiene este director para haber alcanzado el estatus conseguido dentro del mundo del cine. Hace unos días hablé de “El eclipse” y me despaché a gusto.

Pero volví a darle otra oportunidad, y que mejor que echar mano de “Blow up“, un icono cultural de la década de los sesenta, referente para multitud de cineastas, y un tupido tapiz de la sociedad británica de esos años. La película data de 1966, cumple pues este año su cuarenta aniversario.

Antonioni echa un vistazo a su alrededor y plasma el amor libre, las noches de alcohol y porros, los conciertos donde se destrozan guitarras, todo ello con gran colorido, y vestidos y peinados a la última, de mano de bellas modelos, todas ellas anoréxicas que pueblan el estudio fotográfico del protagonista.

La historia de Blow up parte del relato de Julio Cortázar, “las babas del diablo” de quien Antonioni toma sólo la idea: un fotógrafo profesional descubre al revelar y ampliar un carrete de fotografías algo que a simple vista no había sido capaz de ver. El agrandamiento de las imágenes es lo que se denomina “blow up” .(6)


Excelente oportunidad para ver una de las películas más interesantes del director italiano Michelangelo Antonioni, convertido actualmente en una especie de hito en la cinematografía mundial.

Antonioni se basa en una historia de nuestro querido Julio Cortazar para elaborar una trama de suspenso de visos paradigmáticos que involucran a un fotografo y su profesión.

Lo que el ojo no pudo ver a simple vista, queda capturado por las sensibles piezas de una cámara fotográfica. Un asesinato puede ser aclarado con tan sólo ampliar y ampliar…

Curiosamente es un italiano el que retrata la Inglaterra de los años '60, con tanta fidelidad que es considerada como un testimonio preciso de aquella época. Ningún film es capáz de comparársele en cuanto a reflejar la estética imperante en moda, diseño interior, hábitos, etc.

Antonioni cuenta una historia y lo hace sofisticadamente, con claridad y planos concisos. Una mirada pulcra y sin revoloteos distorcionantes. Blow Up, es un film imprescindible y un documento para la posteridad . (7)



Si en las películas de Antonioni anteriores (“La noche”, “La aventura”, “El eclipse”...) surge la pregunta sobre la naturaleza de la vida que llevan sus personajes, aquí en Blow up el interrogante es sobre la naturaleza de la propia realidad, el misterio vital más allá de la encarnación en seres humanos, e incidiendo en el papel que éstos juegan voluntaria o involuntariamente.

Memorable por su fascinante secuencia del proceso de revelado de unas fotos casuales, donde surge por sorpresa un crimen enigmático, solapado bajo la apariencia inocente de una pareja abrazándose y yendo de la mano en medio del parque. Las fotos apuntarán que los movimientos de la pareja eran premeditados y con una intención clara: la muerte por el disparo de una pistola escondida entre el follaje.

Y así aparece un cadáver donde las fotos indican que debe estar, para luego desaparecer como si nunca hubiera existido.

La luz increíble del parque londinense donde el fotógrafo saca las fotos y donde ve saltar en pedazos, subrepticiamente, su realidad y su trabajo.

Las idas y venidas de sus personajes (encarnados por David Hemmings, Venessa Redgrave, Sara Miles, John Castle y Jane Birkin) parecen todas intencionadas y, sin embargo, bajo esa aparente dirección se revelan confusas, arbitrarias y pululantes, como hojas arremolinadas por una ráfaga de viento que viene de lo desconocido y allí desaparece también.(8)

Y ese final de un partido de tenis imaginario, sin pelota, en el mismo parque donde empezó todo, en el que el fotógrafo no puede menos, después de lo que le ha pasado, que sumarse con una complicidad resignada y lúcida (¿impotente también?) .



BLOW UP se convirtió en el mayor éxito que ha tenido Michelangelo Antonioni a lo largo de su extensa carrera, por lo menos dentro de lo que a recaudación se refiere, aunque también ganó la Palma de Oro en Cannes en 1967. Tuvo distribución en el mercado norteamericano y fue nominada a dos Oscars en las categorías de guión y dirección.

La critica se dividia en tres corrientes, los abiertamente hostiles a la forma de filmar y los temas que interesaban a Antonioni, sus admiradores más vehementes y socios de fatigas, y los defensores de la obra de Antonioni que se sentirán defraudados ante la inflexión temática que BLOW UP significaba relativamente a la explicación de la crisis de sentimientos y de las relaciones desesperadas que marcan la trilogía constituida por “L'avventura”, “La Notte” y “L'eclisse” (1960-62), películas que lo habían canonizado como un director moderno.

Entre la trilogía y BLOW UP estaba “Il Deserto Rosso” (1964), el primer film en color de Antonioni, centrado sobre todo en la desolación del paisaje y en cierto modo una obra de transición, pero BLOW UP redefine los términos, descolocándolos, deslocalizándolos, preparando el terreno del conflicto entre la realidad e la posibilidad de su reproducción fiel, colocando a la imagen en el centro de la cuestión .(9)


CITAS:
 
1.- http://www.epdlp.com/director.php?id=515


2.- http://www.cuak.com/?cat=52

3.- corriere della Sera, 12 de febrero de 1982

4.- http://www.sysvisions.com/feedback-zine/cine/c_blowup.html

5.- http://www.terra.com/especiales/historiadelcine/generos/drama/peliculas4.html

6.- http://www.cuak.com/?cat=52

7.- http://fotograma.com/notas/reviews/286.shtml

8.- http://www.ulises-valiente.com/wakan/numero11/PeliculaSecreta11.htm

9.- http://www.sysvisions.com/feedback-zine/cine/c_blowup.html

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL DECAMERON

NOS HABIAMOS AMADO TANTO

LA LUNA