I NUOVI MOSTRI


I NUOVI MOSTRI





1.- FICHA TECNICA


  • TITULO ORIGINAL I nuovi mostri
  • AÑO 1977
  • DURACIÓN 115 min.
  • PAÍS ITALIA
  • DIRECTOR Mario Monicelli, Dino Risi, Ettore Scola
  • GUIÓN Age, Furio Scarpelli, Ruggero Maccari, Bernardino Zapponi
  • MÚSICA Armando Trovaioli
  • FOTOGRAFÍA Tonino Delli Colli
  • REPARTO Vittorio Gassman, Ornella Muti, Alberto Sordi, Ugo Tognazzi, Gianfranco Barra, Giorgio Voyagis, Eros Pagni, Orietta Berti, Paolo Baroni, Luciano Bonanni, Nerina Montagnani, Fiona Florence
  • PRODUCTORA Dean Film
  • 1978: Nominada al Oscar a la mejor película extranjera / Comedia social (1)

2.- SINOPSIS:


En 1964 Dino Risi filmó "I mostri", un conjunto de episodios en clave de humor sobre la realidad italiana que componían una película. Catorce años después, tres conocidos directores (Dino Risi que repite, Mario Monicelli y Ettore Scola) junto a tres de los más grandes actores italianos (Sordi, Tognazzi y Gassman) se reunieron para mostrar, en 14 episodios, su visión crítica, caricaturesca y a la vez coherente sobre diversos aspectos de la vida italiana de aquella época. (FILMAFFINITY)




EPISODIOS

El pájaro del valle del Po: el inescrupuloso empresario Joe (Ugo Tognazzi), explota a la esposa Fiorella la cantante (Orietta Berti), cuando, como resultado del exceso de trabajo, el dolor se manifiesta en la garganta, lleva una cirugía riesgosa e innecesaria a las cuerdas vocales, con el resultado de que Fiorella pierde completamente su voz. El hombre, causa un accidente, causandole además que se rompan las piernas, y presentando a la opinión pública como un caso humano. Lo que es más Adriano da la prensa una versión de "heroico" el incidente, alegando que Fiorella fue herido salvar a un niño que estaba a punto de ser atropellado por un coche.


Con los saludos de amigos: el mafioso Salvatore (Gianfranco Barra) fue víctima de una emboscada en la que dos disparos en el pecho, cuando la prestación de asistencia (aún vivo) descaradamente niega el disparó sólo para morir poco después (el episodio tiene lugar en el centro de la ciudad.

Tantum ergo: la transición de un pueblo, un cardenal (Vittorio Gassman) se queda en panne cercan a una iglesia, entra cuando los feligreses esrtan discutiendo con el parroco, un cura obreo (Luigi Diberti).



Autostop: un viajante de comercio (Eros Pagni), casado y con hijos, levanta en una autoestopista a una jóven (Ornella Muti), esta para resistir a sus avances amorosos, pretende ser una peligrosa asesina en serie se escapó, por lo que parece un secador de pelo arma. Asustada por sus amenazas, el hombre se detuvo en la carretera, pero cuando ella se distrae pensando en cómo humillarlo aún más, es asesinado con una pistola que tenía en el salpicadero. Es probable que el episodio se inspiró en la historia de Luciano Re Cecconi , que, de haber pretendido ser un ladrón, fue muerto a tiros por un joyero.


El sospechoso, un sargento de la policía recibe de manos del comisario (Gassman) la orden de inmiscuirse  en un grupo de jóvenes en el que está investigando, arrestado y conducido a la comisaría, durante un breve interrogatorio de la masa, infiltrándose en el mismo asunto (el episodio es objeto de censura).

Primeros Auxilios: mientras se conduce por la noche en busca de una dirección (calle Camboya, en realidad inexistente), el aristocrático Giovan Maria Catalán Belmonte (Alberto Sordi) ve a un hombre tendido en el suelo golpeado por un ' coche (Luciano Bonanni). Después de una gira por tres hospitales sin encontrar una sala de emergencia disponible, el noble deja al pobre, ya sin vida, donde lo había encontrado, al pie del "Monumento a Mussolini" (en realidad en la escena es el monumento reconocible para Mazzini frente al Circo Máximo ). Sordi, con el pelo teñido de rubio y gafas, crea un personaje convincente, con la nariz snob palabra (que recuerda vagamente a la de su famoso personaje impresión de que mi mamá! ).



Mamá y un niño de mamá, dos vagabundos, la madre (Nerina Montagnani) e hijo (Tognazzi), dan vueltas por Roma se mostraron satisfechos, ya que pueden burlarse de la policía, para asistir a un espectáculo de títeres y al final del día regresar a su desolado cabaña en medio de un vertedero.

Ciudadano ejemplar volviendo a casa, un trabajador de oficina (Gassman) ayuda a un individuo, mientras que el pobre hombre muere en la acera, el empleado come vorazmente viendo un programa de televisión de espagueti.

Estrella de la pornografía: a cambio de una mano generosa, un marido (Eros Pagni) y mujer (Fiona Florencia) permiten que su hija (Simona Patitucci) filmar una película porno con un mono pequeño.

Querido secuestro: un hombre pobre (Gassman) da un discurso televisado a los secuestradores para llamar a su esposa que vuelva a su casa, lo que indica el tamaño del rescate, tan pronto como el equipo de la televisión sale de la casa, el hombre corta los cables de teléfono (el episodio es censurado por la RAI).

Como una reina, para no tener problemas durante las vacaciones de verano, Franchino (Sordi) es obligado por su esposa Patricia (que no aparece en el escenario, pero es sin duda el arquitecto de la operción)  a internar a la madre, pque es auto-suficiente y de buen carácter, en una casa donde saben que los clientes son abandonados por sus familiares y maltratados por el personal.



Hostaria: Un camarero (Gassman) y un cocinero (Tognazzi), amantes homosexuales, dan rienda suelta a su celo en la cocina, tirando de la comida del restaurante rústico en el que trabajan y arruinando el suelo y los alimentos durante la cocción, la cena, sin embargo, de acuerdo de comensales radical chic, será muy buena.



Sin palabras: una azafata (Muti) es seducida por un tipo del Medio Oriente y que no habla ningún idioma conocido (Voyagis). Entre los dos grupos existe una relación breve pero intensa, sin diálogo, acompañado de un marco atractivo y un éxito del verano musical en el momento, All by Myself de Eric Carmen . Antes del inicio de la reunificación por última vez en el aeropuerto. Se da una mangiadischi con su canción tema de su experiencia. El día después de que el hombre impasible, sigue las noticias de un ataque terrorista en un programa de noticias que incluye el costo de las tripulaciones aéreas y los pasajeros, incluyendo un líder moderado de Oriente Medio, nos enteramos de que el ataque fue causado por una bomba contenida en un mangiadischi. La canción es precedida por un fetiche que canta Umberto Tozzi , el éxito éxito del verano y después.



El elogio: Los ex miembros de una compañía de vodevil, ahora en los últimos años, se reúnen para el funeral del comediante. El hombre histórico (Sordi) comienza un elogio clásico, pero pronto se da paso a una nueva representación de los números que fueron los buques insignia de la compañía, con la participación de todos los actores desatado, incluyendo la música, el baile, la risa y la de doble sentido. Las otras personas en el cementerio, lejos de protestar, al igual que el espectáculo aplaudieron. (2)



COMENTARIOS:

En 1964 Dino Risi filmó "I Mostri" (Los Monstruos), un conjunto de episodios en clave de humor sobre la realidad social y política italiana de los años 60 que componían una película. Catorce años después, tres conocidos directores (Dino Risi que repite, Mario Monicelli y Ettore Scola) junto a tres de los más grandes actores italianos (Sordi, Tognazzi y Gassman) se reunieron para mostrar, en 9 episodios, su visión crítica, caricaturesca y a la vez coherente sobre diversos aspectos de la vida italiana de aquella época.

Se compone de 14 episodios, contando con un notable equipo de actores a sus anchas, desde el histrionismo a la pausa, dónde sobresale un Sordi en estado de gracia.

La película es un mosaico de pequeñas historias, que pretende aportar una visión cómica acerca de la sociedad italiana de finales de los setenta, repletas de humor negro e ironía corrosiva, como la primera del Obispo (gran Gassman) que accidentalmente recala en una parroquia obrera, la del modoso señorito genialmente interpretado por Sordi que recoge a un peatón atropellado, o la del intento de ingresar "a traición" a una madre en el asilo. Otros fragmentos destacan por su humor clásico, como la discusión del cocinero y el camarero, o por tener un sorprendente final, como en la historia de amor de la azafata y el extranjero desconocido.

Las mayores virtudes vienen de la mano de las interpretaciones, especialmente en las apariciones de Sordi, uno de los actores con mayor talento para la comedia que ha dado el cine, bien secundado por el resto (el histriónico Tognazzi, el citado Gassman o la bellísima Muti), secundarios incluidos.

El cine italiano ya no puede hacer películas como esta. Porque si repasamos su actualidad no vemos un solo heredero de los formidables actores que la protagonizan, como Sordi, Tognazzi y Gassman. Ni de ellos ni de otros también formidables como eran De Sica, Mastroianni, Totó, Manfredi, Fabrizzi o Salvatori.

Los episodios se suceden provocando la sonrisa, la risa y la constatación de que, aparte de unos formidables actores, les dirigían tres directores de la talla de Monicelli, Risi y Scola.



Monicelli, nacido en 1915, es el de más experiencia. A principios de los años cuarenta comienza a escribir guiones y, poco después, empieza a dirigir en colaboración con Steno. En 1953 se independiza y hace obras tan interesantes como "Rufufú" (I Soliti Ignoti, 1958), "La Gran Guerra" (La Grande Guerra, 1959), "La Armada Brancaleone" (L'armata Brancaleone, 1966) y "Un Burgués Pequeño Pequeño" (Un Borghese Piccolo Piccolo, 1977). Risi, nacido en 1917, realiza una irregular carrera como realizador que empieza en 1949 y en la que se encuentran "Una vida difícil" (Una Vita difficile, 196l), "La Escapada" (Il sorpasso, 1962) y "Perfume de Mujer" (Profumo di Donna, 1975), Scola, que nace en 1931, pertenece a otra generación y, tras un largo trabajo como guionista, debuta en la dirección en 1963, y en su obra destaca "Mister Sabatini... Africa... Allá Vamos" (Riusciranno i nostri eroí a trovare l'arnico misteriosamente scomparso in Africa?, 1967) y "Un Día particular" (Una giornata particolare, 1977).

En principio, Los Nuevos Monstruos debían realizarla diez o doce directores que renunciaban a una parte de su salario para ayudar al guionista Ugo Guerra, que estaba paralítico desde hacía algunos años. No encontraron una forma práctica de hacerla y, finalmente, sólo participaron Risi, Monicelli y Scola. Los nueve episodios de diferentes longitudes que la constituyen no están firmados porque algunos están dirigidos por los tres, y por lo tanto constituyen una película colectiva.


Dino Risi contó lo siguiente sobre las relaciones entre "I Mostri" e "I Nuovi Mostri", separadas por catorce años: "Mi antigua película era sobre todo un espejo de la sociedad italiana de entonces. En aquella época los monstruos eran bastante cómodos. La monstruosidad no era ni difusa, ni violenta como hoy. Mientras pensábamos en los episodios de la nueva película, nos dimos cuenta que la realidad italiana sobrepasaba la imaginación. Leíamos el periódico, veíamos los telediarios y observábamos monstruosidades mucho mayores que las que tratábamos de presentar. En mi antigua película se podía hacer una defórrnación de costumbres italianas de entonces. Hoy no sólo la monstruosidad es general, sino que cotidianamente se presenta como un hecho natural. Sólo es necesario poner la cámara en la esquina".

El film fue estrenado en la Argentina en plena dictadura de Videla, lo cual resultó en la censura total del primer sketch del mismo, el centrado en un Obispo de la iglesia católica, fruto del genio interpretativo de Vittorio Gassman.(3)



Hay varias versiones del film, en la versión completa de la película está dividida en 14 episodios, con una duración total de 106 minutos. Sin embargo, la versión más famosa, la "versión de la TV", producido por la RAI alrededor de 80 años, sólo consta de 9 episodios de la duración total de 87 minutos, entre ellos, no hay "mamá y un niño de mamá", "Ciudadano ejemplar "," Sospecha "," Secuestro de un ser querido "y lo escandaloso (para su época)" estrella porno ". Se encuentra en circulación, otra versión de "corte", con subtítulos en francés duración 102 minutos, cuando carecen de "Con los saludos de amigos" y "Sospecha".

A principios de los años sesenta empiezan a proliferar en Italia las películas de episodios. Con un tratarniento de comedia, sobre un tema común o en torno a la personalidad de un actor cómico, agrupan, unos cuantos episodios de distintas duraciones. Son pinceladas de diferentes dimensiones, intensidades y colores, con las cuales se hace una sátira de costumbres tras la que, con facilidad, se puede vislumbrar una crítica social. Una de las películas más famosas de este tipo es Monstruos de hoy ( I mostri), que en 1963 dirige Dirio Risi sobre un guión de Age-Scarpelli, Ugo Petri y Ettore Scola, con Ugo Tognazzi y Vittorio Gassman como protagonistas. Hace un dibujo distorsiona do de la sociedad italiana a través de unos personajes que se salen completamente de lo normal.Bajo el título ¡Que viva Italia!, estrenada ayer en Madrid, se esconde otra de esas películas italianas de episodios que, aunque en número mucho más reducido, todavía se siguen haciendo. Se trata de I nuovi mostri, especie de continuación o segunda parte de la película de Risi, realizada en 1977 por tres de los grandes especialistas italianos en la comedia, Mario Monicelli, Dino Risi y Ettore Seola, sobre un guión de Age-Scarpelli, Ruggero Maccario y Bernardo Zapponi, con tres grandes actores cómicos, Vittorio Gassman, Ugo Tognazzi, Alberto Sordi y la bella Omella Muti.


Monicelli, nacido en 1915, es el de más experiencia. A principios de los años cuarenta comienza a escribir guiones y, poco después, empieza a dirigir en colaboración con Steno. En 1953 se independiza y hace obras tan interesantes como Rufufú (I soliti ignoti, 1958), La gran guerra (La grande guerra, 1959), L'armata Brancaleone (1966) y Un borghese piccolo piccolo (1977). Risi, nacido en 1917, realiza una irregular carrera como realizador que empieza en 1949 y en la que se encuentran Una vida difícil (Una vita difficile, 196 l), La escapada (Il sorpasso, 1962) y Perfume de mujer (Profumo di donna, 1975), Scola, que nace en 1931, pertenece a otra generación y, tras un largo trabajo como guionista, debuta en la dirección en 1963, y en su obra des taca Riusciranno i nostri eroí a trovare l'arnico misteriosamente scomparso in Africa (1967) y Una jornada particular (Una giornata particolare, 1977).

En principio, Los nuevos monstruos debían hacerla diez o doce directores que renunciaban a una parte de su salario para ayudar al guionista Ugo Guerra, que está paralítico desde hace algunos años. No encontraron una forma práctica de hacerla y, finalmente, sólo participaron Risi, Monicelli y Scola. Los catorce episodios de diferentes longitudes que la constituyen no están firmados porque, hechos al tiempo que otras ocupaciones. algunos están dirigidos por los tres y, por tanto, constituyen una película colectiva.

La idea inicial era centrarse en el mundo del automóvil y del tránsito, pero evolucionó y se convirtió en El atasco, recientemente dirigida por Luigi Comencini. Después se pasó a hacer una versión actual de I mostri, algo que, sin dejar de ser divertido, hiciese reflexionar sobre la amarga y dramática realidad actual. Como había el peligro de que fuese demasiado negra, demasiado amarga, sólo tres o cuatro de los catorce episodios están realmente relacionados con el título. Esto hace que se debilite su ideología, pero que funcione mucho mejor como espectáculo.

Dino Risi dice sobre las relaciones entre I mostri e I nuovi mostri, separadas por catorce años: «Mi antigua película era sobre todo un espejo de la sociedad italiana de entonces. En aquella época los monstruos eran bastante cómodos. La monstruosidad no era ni difusa, ni violenta como hoy. Mientras pensábamos en los episodios de la nueva película, nos dimos cuenta que la realidad italiana sobrepasaba la imaginación. Leíamos el periódico, veíamos los telediarios y observábamos monstruosidades mucho mayores que las que tratábamos de presentar. En mi antigua película se podía hacer una defórrnación de costumbres italianas de entonces. Hoy no sólo la monstruosidad es general, sino que cotidianamente se presenta como un hecho natural. Sólo es necesario poner la cámara en la esquina. Los hechos reales son mucho más fuertes que los espectáculos. Por ejemplo, uno de los episodios cuenta cómo un joven tiene una aventura con una azafata durante un fin de semana. Al despedirse le regala un tocadiscos que esconde la bomba que hará saltar el avión en que ella embarca.»(4)

CITAS:


1.- http://www.filmaffinity.com/es/film531948.html


2.- http://translate.google.cl/translate?hl=es&sl=it&u=http://it.wikipedia.org/wiki/I_nuovi_mostri&ei=mXZnTrK0M8Lz0gGe6KDWCw&sa=X&oi=translate&ct=result&resnum=1&ved=0CC4Q7gEwAA&prev=/search%3Fq%3Di%2Bnuovi%2Bmostri%26hl%3Des%26rlz%3D1W1ADRA_es%26biw%3D1152%26bih%3D653%26prmd%3Dimvns

3.- http://wwwunmundoperfecto.blogspot.com/2010/07/los-nuevos-monstruos-grupo-cinecos.html

4.- http://www.elpais.com/articulo/cultura/ITALIA/nuevos/monstruos/comedia/cinematografica/elpepicul/19790119elpepicul_1/Tes

Comentarios

  1. Muy interesante tener una idea general de esta obra, que hace poquito tuve oportunidad de conocer en una clase de Italiano. Gracias.-

    ResponderEliminar
  2. Es una genialidad! Y para colmo, aún vigente en cada una de sus historias!

    ResponderEliminar
  3. Justamente yo compre el DVD y salen 9 cortos....
    El del hombre del hotel es excelente-

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL DECAMERON

NOS HABIAMOS AMADO TANTO

LA LUNA